sábado, 22 de noviembre de 2014

Mi experiencia con el veganismo

Como todavía estoy empezando a escribir este blog, me parece apropiado que una de las primeras entradas sea para contar mi experiencia en el veganismo. Mis motivos de porqué cambié, mi etapa de transición y mis de momento, 10 meses siendo vegano.

ahí viene el coco frutas

¿Por qué me hice vegano?

Como decía en el post de ¿por qué ser vegano? los motivos pueden venir del cuerpo o de la mente o de una combinación de ambos. En mi caso, mi cuerpo me estaba dando señales de que algo no iba bien. Decir que en mi dieta por aquel entonces abundaban productos de origen animal, hacía algo parecido a la Paleodieta, consumía mucha carne con grasa, muchos huevos y mucho pescado. Aunque también, y esto durante toda mi vida, siempre he comido mucha fruta y verdura. Siempre he tenido un cariño especial por la fruta, comiendo muchas más piezas que la media.
Como digo, notaba que en mi cuerpo algo no funcionaba bien. No sabía si es que mi estómago era más delicado de lo normal o que lo que comía no era sano para mi. Después de una comida casi siempre tenía el estómago revuelto, muchísimos gases y malestar. No iba al servicio todos los días y esto me tenía amargado. Notaba una incómoda sensación de estar hinchado casi permanente.

Además, creo que esto se vio acentuado por mi nivel de actividad física (maratones, triatlones, etc...). Cada vez hacía más deporte, por lo que mi cuerpo cada vez me pedía más comida. Con lo cual cada vez comía más carne, huevos, grasa animal e incluso mucha grasa vegetal (aguacates, aceite de oliva...) que mezclado con todo lo demás me sentaba como un tiro. Comer era un arma de doble filo para mi, me sentaba a la mesa muerto de hambre pero poco rato después empezaban las molestias y mi desesperación. Tenía la moral por los suelos.

Probé la trofología y la correcta combinación de los alimentos. Con esto noté cierta mejoría pero seguía habiendo "menús" que por muy bien que estuviesen combinados me sentaban fatal. Pensaba que comer no podía ser tan complicado, que lo que me pasaba no era normal. Se supone que si uno come algo que su cuerpo puede digerir no puede tener tantas incomodidades. Estaba confundido y desesperado.

No hablaba del tema con nadie, solo con la gente más cercana a mi aunque de todas formas lo suavizaba y nadie sabía que esto me estaba afectando tanto. Envidiaba a los demás porque parecían tan felices comiendo cualquier cosa, ¿por qué a ellos no les sienta mal? pensaba.

Mi etapa de transición

Como digo, a raíz de probar la trofología y combinar por separados los grupos de alimentos (carbohidratos, proteínas y grasas) noté cierta mejoría. Esta etapa fue una primera aproximación al vegetarianismo ya que los desayunos y comidas estaban formados por frutas, hidratos de carbono y verduras y casi nunca mezclaba productos animales. Para las cenas reservaba las proteínas, que casi siempre seguía obteniendo de carne, pescado, huevos, etc... Aunque recuerdo (hace 5 o 6 años ya) que ya tenía algún remordimiento por comer productos animales y por eso algún día lo hacía "100% vegetariano".

conciencia vegana

Tenía interés en los productos ecológicos y lo más locales que pudiesen ser. La alimentación era un tema muy importante para mi y leía libros relacionados con gran interés. Intentaba evitar los productos refinados, leía minuciosamente las etiquetas de los paquetes. Estaba en contra de la explotación animal pero me consolaba comprando "pollo de Corral" o "ternera ecológica" aunque el destino del animal fuese el mismo.

Si seguía consumiendo carne era por miedo a no obtener suficiente proteína. Pese a que sentía que me hacía mal, mi miedo era superior y no escuchaba al cuerpo.
Intentaba buscar una solución a mi problema con la mente, con la razón. Por eso pensaba que la Paleodieta era la mejor forma de alimentarse para el humano, parecía lógico porque el hombre primitivo se alimentó así muchos miles de años. Incluso intentaba convencer de ello a los demás. De todas formas, nunca hice una paleodieta estricta porque sentía que necesitaba hidratos de carbono para rendir en mis deportes.

Tras casi un año de pseudo-Paleodieta mi extreñimiento, malestares intestinales y desesperación alcanzó su zenit. A pesar de una euforia inicial por probar algo nuevo, fue un paso para atrás. Me encontraba peor que antes, cuando solo tomaba productos animales a las cenas. Estaba consumiendo más proteína que nunca y todo me sentaba mal por más ecológica que fuese la carne.

A raíz de uno de los muchos libros que leí sobre alimentación, Smoothie: La Revolución Verde, comencé a hacer batidos de frutas y verduras de hoja verde cruda, principalmente después del ejercicio, con el estómago vacío. Notaba que me sentaban muy bien, cada vez los hacía más grandes hasta que casi sustituían la comida del mediodía. A las cenas me seguía atiborrando a productos animales y volvían los malestares.

La idea de comer frutas y verduras exclusivamente empezaba a rondar mi cabeza. Comencé a leer el libro La Dieta 80/10/10, que recomienda una dieta de frutas, verduras, frutos secos y semillas todo en estado crudo, obteniendo un mínimo del 80% de las calorías de hidratos de carbono y un máximo del 10% para la proteína y otro 10% para las grasas. Algo me decía que esto era lo óptimo para un ser humano.

Tras otra cena "pesada" decidí de la noche a la mañana probar la dieta 80/10/10, lo que implica dejar todos los productos animales. Quería ser honesto conmigo mismo de una vez. El cambio fue radical y con muchísima fuerza y convicción. Aunque en esta ocasión no se trataba de probar una dieta más, el cuerpo me estaba hablando y por fin estaba empezando a entenderlo.
Las sensaciones que noté ya desde el segundo día fueron claramente a mejor. Tras unas primeras semanas de adaptación y ajuste de las cantidades que debía de comer, los cambios que notaba en mi cuerpo, en mis digestiones y en mi energía en general eran una clara señal de que iba en la buena dirección.

Mi experiencia siendo vegano

Hace ya más de 10 meses de aquella última cena "pesada". Considero que todavía es poco tiempo para sacar conclusiones definitivas o para hablar a largo plazo. De hecho con la Paleodieta estuve más de un año y al principio también creía que había sido un cambio positivo.

Keep calm and go vegan

Pero lo cierto es que me encuentro mejor que nunca. Recuerdo los primeros días que los cambios en mi piel, mi respiración, mi energía y mi claridad de pensamiento fueron notables. Al día siguiente de un entrenamiento estoy como nuevo, no tengo esa rigidez de piernas como antes.

Los dos primeros meses de mi época vegana se basó totalmente en frutas y verduras crudas, crudivegano digamos. Fisicamente me encontraba genial pero reconozco que no es una dieta fácil de seguir. Tienes que planificarte muy bien con la fruta madura, que es la que aporta la base de las calorías que necesitas y comer muchas verduras, con lo que pasaba mucho rato masticando. Además notaba que tenía que comer unas cantidades enormes para obtener las calorías necesarias (y más entrenando para un Ironman).

Así que comencé a dejar los batidos de frutas y verduras para el desayuno y comida y para las cenas cocinaba cereales (arroz especialmente), legumbres (lentejas especialmente), tubérculos (patatas) y verduras (brocoli, espinacas, acelgas, grelos...).

Al principio miraba mucho el ratio de nutrientes 80 10 10 que comentaba antes, al igual que las vitaminas y minerales. Para eso usaba el genial programa Cronometer. Día a día iba anotando lo que comía para asegurarme de que ingería un mínimo de calorías y controlar macro y micronutrientes.
Empezaba a tener claro que el bienestar físico no solo estaba en dejar los productos animales, sino en que la proporción de macronutrientes estuviese cerca de ese 80 10 10. Es decir, una dieta alta en carbohidratos y baja en proteína y grasa.

raw till 4
Y hasta el día de hoy lo sigo haciendo así. Ya hablaba de este tipo de dieta en Tipos de veganos. Los anglosajones lo llaman dieta HCLF (High Carb Low Fat) y en caso de que comas fruta hasta la cena Raw Till 4. Hablaré de esto en futuras entradas.
A medida que uno se acostumbra, va conociendo su cuerpo y ya no me obsesiono con el ratio de nutrientes ni con vitaminas ni con nada, todo va siendo más espontáneo y natural.

Aunque no todo ha sido fácil al principio, socialmente (incluso entre la gente más cercana a ti) encuentras desconfianza y extrañeza. Gente que te advierte de que te va a faltar proteína o tal o cual vitamina. Ir a comer fuera con tu pareja o amigos es más difícil debido a que no en todos los sitios hay opciones veganas.
Reconozco que al principio yo también seguía teniendo algún miedo a que me "faltase algo", pero los análisis médicos y mi bienestar van callando esas voces.

Otra cuestión muy importante es la tranquilidad moral que tengo ahora. Se que contribuyo a un mundo mejor con una dieta vegana.  No contribuyo al maltrato animal. Soy honesto conmigo mismo.
Veo a los animales con un cariño especial, con una inocencia que no debe de ser mutilada por nuestros caprichos, más aún cuando las alternativas son más sanas para nosotros y el Planeta.

Ser vegano es algo más que una dieta, es una forma de ver la vida. Me siento muy a gusto con ello y espero compartir aquí los resultados a más largo plazo.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

¿Es saludable una dieta vegana?

Las personas que están dudando pasarse a una dieta vegana o que ya estén empezando, en algún momento se habrán preguntado si ¿es sana una dieta vegana?. Es normal hacerse esta pregunta porque es un cambio importante en la forma de alimentarnos respecto a como lo hemos estado haciendo. Además hay muchos mitos y falsas creencias al respecto, como la deficiencia de proteína o la carencia de algunas vitaminas y minerales que pueden confundir y crear miedos.

Es saludable una dieta vegana


Podemos verlo desde varios puntos de vista: el científico, la experiencia de los demás y el de la propia experiencia. Veremos que opina cada uno de las dietas veganas.

Punto de vista científico

Cada vez desconfío más del punto de vista científico. No porque no crea en el método científico sino porque las personas que trabajan en laboratorios muchas veces están influenciadas por organizaciones con intereses concretos y ánimo de lucro. Multitud de estudios están financiados por la industria alimentaria, lo cual deja dudas de su objetividad. De todas formas, supuestamente hay organizaciones independientes que solo debería importarles la salud de la población mundial.

Entre estas organizaciones tenemos la A.D.A American Dietetic Association (Asociación Americana de Dietética). En este enlace podeis leer, en inglés, el artículo completo de la postura oficial de la A.D.A con respecto a las dietas vegetarianas.
También lo podéis leer en español gracias a la traducción hecha por la UVE (Unión Vegetariana Española).
Podríamos resumir la postura de la A.D.A en el siguiente párrafo:
La postura de la Asociación Americana de Dietética es que las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades. Las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, así como para los atletas.
Otra organización independiente es la OMS (Organización Mundial de la Salud). ya en 1991 confirmó los resultados del primer informe "oficial" sobre dietas vegetarianas realizado por la Asociación Médica Británica (BMA) en 1986. Se concluyó que no sólo los vegetarianos tienden a tener un colesterol más bajo, también se reduce significativamente los casos de enfermedad coronaria, obesidad, presión arterial alta, ciertos tipos de cáncer, cálculos biliares y grandes trastornos intestinales. 

Un estilo de alimentación vegetariana tiene muchos beneficios potenciales para la salud. Tienen las tasas más bajas de obesidad, enfermedades del corazón, presión arterial alta, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer. Otros beneficios son los niveles de colesterol en sangre más bajos y un menor riesgo de cálculos biliares y problemas intestinales.

La Harvard Medical School tiene una publicación hablando del tema: "Becoming a vegetarian"

China Study T Collin Campbell estudio china
El Estudio de China realizado por el científico nutricionista T. Collin Campbell, recogido también en un vendidísimo libro, marcó un antes y después en cuanto a salud y alimentación. El estudio se llevó a cabo durante más de 20 años analizando las relaciones entre varias poblaciones, sus dietas y las enfermedades que padecían. Las conclusiones fueron claras, un incremento de proteína animal y grasa aumenta considerablemente las probabilidades de diabetes, cánceres y problemas cardiovasculares. 

En este artículo de Vegetarian.org podéis leer más posturas oficiales de organismos sobre la salud.

Bien, parece que la postura científica no solo dice que las dietas veganas / vegetarianas son saludables, sino que pueden prevenir y reducir ciertas enfermedades.
Por tanto, para aquellos que necesiten corroborar si la alimentación vegetariana es viable mediante una postura "científica" proveniente de la razón, pueden estar tranquilos.

De todas formas, sigo manteniendo que la postura científica no siempre es de fiar según de donde provenga. Por eso es probable que también encontremos algún estudio donde digan que las dietas vegetarianas tienen carencias o no son saludables.
Aunque como hemos visto, las principales organizaciones independientes de salud afirman que las dietas vegetarianas y veganas son completamente recomendables.

Aclarar que en esta entrada no argumentaré desde el punto de vista de los nutrientes si las dietas vegetarianas son completas pues esta sería una discusión científica y yo no soy científico. Además creo que sería una discusión sin fin pues ni los mismos científicos tienen claro como deben de ser estas proporciones de nutrientes.
Por otra parte una dieta vegana también puede ser muy perjudicial si se eligen mal los alimentos (productos refinados, aceites, grasas...). Consideraré que la típica dieta vegana está formada por frutas y verduras en su mayoría y cereales y legumbres sin refinar.

fruit health fruta salud vegano

¿Que opina la gente sobre las dietas veganas?

Como decía al principio, si estás en una etapa de transición o comenzando una dieta vegana además de lo que dicen los científicos, te gustará conocer la opinión de otros veganos. Estos, aunque no tengan intereses económicos, si pueden ser extremistas con su opinión debido a sus convicciones. Por eso, fíate de la gente más cercana a ti. Cuanto más cercano más sabrás como es su tipo de vida y podrás comprobar que se puede vivir con total normalidad siendo vegano.

La inmensa mayoría de vegetarianos veganos dicen tener muy buen salud y encontrarse mejor que nunca. Lo cierto es que hay un porcentaje mayor de gente delgada entre los vegetarianos y veganos, lo cual es un buen síntoma.
También existen deportistas veganos y vegetarianos al más alto nivel en muchísimas disciplinas al igual que mucho famosos veganos en el mundo del cine, música, etc....
Esto te irá concienciando de que si ellos pueden ¿por qué yo no?


¿Que opinas tú?

Al final, eres tú quien decide pues la salud la vives en tu propio cuerpo. Está claro que si todvía no has comenzado con un estilo de vida vegetariano/vegano no podrás tener ninguna opinión pero si ya estás empezando, debes de ser sincero y honesto contigo mismo.

Con ser honesto me refiero a que no te aferres a tus ideales en caso de que notes que algo no va bien. Por supuesto no me refiero que vuelvas a comer productos animales sino que quizás tengas que cambiar algo de lo que comes. También puede ocurrir que tu cabeza no esté tranquila y tengas desconfianzas y temores (Vitamina B12, hierro, vitamina D, etc...) que puedan influir en tu salud.

La salud no es solo cuestión de nutrición, ya lo decían en la antigüedad, mens sana in corpore sano. Una mente tranquila debe reposar sobre un cuerpo sano, uno influye sobre el otro.

Mi opinión personal es que una dieta vegetariana y vegana es saludable al 100% Yo personalmente me encuentro muy bien físicamente, haciendo más deporte que nunca y recuperándome mucho antes entre entreno y entreno. También mentalmente al pensar que no fomento el círculo de criar animales gastando los recursos del planeta para luego matarlos y comerlos con la consecuente probabilidad de contraer enfremedades.
Esto no quita que siga consultando el punto de vista científico y que me haga análisis de sangre cada cierto tiempo además de consultar con otros veganos.

Pero como digo, lo importante es lo que sientes tú. Por eso, aunque es normal que te hagas la pregunta que da título a estra entrada, la respueta solo la podrás encontrar en tí mismo.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Tipos de vegetarianos

Dentro de las dietas vegetarianas y veganas existen varios tipos que se clasifican por los alimentos que comen o restringen. Partiendo de que el vegetarianismo o vegetarismo tiene como principio la abstención de carne de cualquier animal, dentro de este surgen varias clases y denominaciones que explico a continuación:

tipos de vegetarianos

  • Vegetariano: Permiten el consumo de huevos, leche de cualquier animal, miel o gelatina. En caso de que restrinjan alguno de estos alimentos existe una denominación para cada caso que citaré a continuación. No tienen tan marcado el tema de evitar productos animales en otros ámbitos de la vida como por ejemplo la vestimenta. 
    • Ovolactovegetariano: Permiten el consumo de leche y huevos. Es el grupo más extendido en la cultura occidental.
      • Lactovegetariano: No consumen huevos pero sí productos lácteos como leche, yogures o queso. Grupo muy extendido por la India y entre la cultura budista. Hay que tener en cuenta que muchos quesos se cuajan en el estómago de animales.
      • Ovovegetariano: No consumen productos lácteos pero sí huevos.
        • Apivegetarianismo: Son los vegetarianos que también consumen miel.

  • Vegano: Restringe cualquier producto animal incluído miel y gelatina. También es mucho más sensible a usar productos animales en su ropa o incluso en actividades de ocio como zoos, acuarios, etc.
    • Crudiveganismo: Son los veganos que consumen todos los alimentos en estado crudo o que no hayan sido calentados a más de 46,7ºC. Lo hacen así debido a que creen que la cocción destruye parte de los nutrientes de los alimentos. Únicamente consumen frutas, verduras, frutos secos y semillas.
      • Frugívoros: Frutarianos o frugivoristas también. Sería un subgrupo de los crudiveganos pero estos se limitan a consumir frutas. Consideran que es el tipo de alimentación más natural ya que el hombre prehistórico no conocía los cereales, legumbres o verduras.

Existen todavía más clasificaciones pero muy minoritarias y que se alejan un poco del vegetarianismo, como por ejemplo pescetariano (comen pescado) o vegetarianos flexibles (comen productos animales si la situación social lo requiere).

También cabe destacar que dentro de cada grupo puede haber varios subgrupos según la proporción de nutrientes que consuman. Por ejemplo, está muy de moda entre los veganos las dietas altas en carbohidratos y bajas en proteína y grasa. En inglés se denomina Hight Carb Low Fat (HCLF).
También está muy extendidta dentro del crudiveganismo, sobretodo en países anglosajones, la dieta 80 10 10 propuesta en el libro de Douglas Graham. Los números 80/10/10 se refieren al ratio de macronutrientes en el que se consumiría un mínimo de 80% de las calorías provenientes de hidratos de carbono, un máximo de 10% de calorías de proteína y grasa.

Estas dos últimas dietas me parecen muy interesantes y profundizaré en ellas más adelante.

Como veis, existen muchos tipos de vegetarianos. Como explicaba en ¿Por qué ser vegano? cada persona tiene unos motivos de por qué ser vegetariano o vegano. Según sean estos, así encajará en uno u otro grupo de los arriba mencionados.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

¿Por qué ser Vegano?

Entre las razones por las que una persona se hace vegana hay muchos distintos motivos detrás. Estos motivos pueden venir impulsados principalmente por el cuerpo o principalmente por la mente.
De la misma forma podríamos decir que la gente se hace vegana o vegetariana por razones de salud (cuerpo) o por razones morales (mente).

Por que veganos why vegans

Dentro de cada una de estas dos fuentes o raíces por las que una persona toma la decisión de evitar los productos de origen animal también podemos encontrar varios motivos.

Por ejemplo, dentro de los impulsos del cuerpo o cuestiones de salud podemos encontrar algunas las siguientes:

  • Malas digestiones: Personalmente ha sido la señal que me ha dado el cuerpo para darme cuenta de que algo no estaba bien con lo que estaba comiendo. No digo que un vegano no pueda tener una digestión pesada pero por norma general las digestiones son más complicadas y aparecen con más frecuencia molestias intestinales si en nuestro plato hay algún producto animal. 
  • Curar una enfermedad: Muchas personas sienten la necesidad de cambiar su forma de alimentarse si están enfermos. Algo no va bien y muchos intuyen que una de las causas son sus hábitos alimentarios. Es posible que opten entonces por una dieta vegetariana o vegana.
  • Perder peso: Este sería un motivo en el que el deseo (mente) también interviene. La mayoría de personas vegetarianas y veganas están delgadas y también puede ser un acicate para que la persona cambie de dieta buscando bajar de peso y sentirse mejor física y mentalmente.
  • Cualquier malestar corporal: Han de ser personas muy sensibles las que relacionen algún malestar de su cuerpo (cansancio crónico, asma, resfriados frecuentes) con un problema en su alimentación. El cuerpo siempre nos avisa con molestias o enfermedades si su entorno no es sano. Asociar esto con la alimentación no es fácil pero a base de estas incomodidades uno puede darse cuenta de que hay que comer más sano.

Dentro de los motivos cuya raíz es la mente y la moral podemos ver:

  • Evitar maltrato de animales: Es una de las principales razones. Todos sabemos que detrás del un filete de ternera que compremos en un supermercado hay toda una realidad de maltrato animal que acaba con su muerte. Pero es cuando la moral de la persona no lo acepta cuando se produce el cambio de mentalidad y deja de consumir productos animales.
    Si el cambio de visión es muy profundo tampoco tolerará el consumo de productos que aunque no impliquen la muerte del animal, sí conlleven el maltrato o esclavitud de seres sensibles (leche, huevos, miel, etc...).
  • Proteger el medio ambiente: LLevar una dieta vegana evita toda la contaminación asociada a las granjas y la industria alimentaria. Los recursos que obtenemos del Planeta (agua y alimentos) para cebar a animales que después mataremos son inmensos. Es decir, ser vegano contamina menos y ahorra muchos recursos que, en lugar de gastarlos en mantener animales para sacrificarlos, los podemos utilizar nosotros mismos.
  • Religiosos: Existen varias religiones como los hinduístas o los budistas que fomentna el vegetarianismo como estilo de vida. Por tanto si naces en un entorno cultural y social donde se te aconseja (o impone) ser vegetariano apenas lo cuestionarás y te parecerá algo normal.
  • Seguir una moda: Es una minoría pero también hay gente que puede llegar el veganismo simplemente por que está de moda o por probar una dieta más. Como esta demanda de la mente/ego es débil también es probable que la persona se aburra o cambie a otra dieta que le llame más la atención.

Dependiendo de dónde y con que fuerza surjan estos impulsos,un individuo se sentirá más o menos unido o identificado con el veganismo. Por ejemplo si alguien es vegano por cuestiones de salud y la cuestión moral no le importe tanto, quizás pueda permitirse un "capricho" de vez en cuando. En cambio, si el juicio moral de la persona es muy intenso y considera que comer carne es una atrocidad, se sentirá mucho más identificado con ser vegano y también intentará convencer a otra persona de ello. Aunque tenga antojos no se permitirá ningún capricho bajo ningún concepto. Incluso rechazará vestir prendas hechas con piel de animales.

También hay personas que necesitan un tiempo mayor o un proceso de adaptación a una dieta vegetariana o vegana. Irán poco a poco incluyendo cada vez más productos vegetales y restringiendo los animales.
Otros pueden dar el paso de la noche a la mañana si su impulso es muy intenso.

Hay que tener en cuenta que no en todos los países el maltrato animal y la industria ganadera está tan extendida. Esta es mayor en los países occidentales, por tanto cabe esperar que la moral de las personas de estos lugares despierte antes. En España los restaurantes veganos y vegetarianos han aumentado un 94% en los últimos 3 años. También el aumento ha sido significativo en Reino Unido y Alemania.

Creo firmemente que cada vez más gente se sentirá impulsada hacia el veganismo. No se trata solo de una moda, es un modo de vida sencillo, respetuoso con los animales, el planeta y las personas.
La cultura y la moral evoluciona por épocas y lo que ahora se considera normal más adelante puede ser mal visto y considerado éticamente malo por parte de la sociedad.

En resumen, creo que lo que implica ser vegano es un paso lógico en la evolución del ser humano como animal consciente. Tanto por volver a conectar con nuestro cuerpo como para contribuir a vivir en un mundo colectivo mejor.

domingo, 9 de noviembre de 2014

¿Somos veganos?

Empiezo este blog sobre la alimentación vegana y el veganismo en general con la pregunta: 
¿Somos veganos? 

¿somos veganos? ¿que comer?
¿Qué tengo que comer?

Con esta cuestión me refiero a si el ser humano es vegano por naturaleza. Si su cuerpo está hecho para asimilar de forma más eficaz nutrientes de origen vegetal.
Me produce gran tristeza ver discusiones entre veganos y no veganos cada uno defendiendo lo que cree es mejor para el hombre. Estas discusiones normalmente solo sirven para que uno de los dos bandos imponga su razón, la tenga o no, normalmente desprestigiando al otro.

  • El vegano dice que el omnívoro es cruel por comer animales muertos y que eso le causará enfermedades.
  • El omnívoro le dice al vegano que su dieta está carente de proteínas y vitaminas y que a la larga tendrá problemas de salud.

Pues bien, yo creo que tiene que exisitr una alimentación óptima para el ser humano, para el cuerpo del ser humano. Pero lo que ocurre, y creo que esto no se tiene tan en cuenta, es que el ser humano también tiene una mente. Una mente mucho más compleja y profunda que la del resto de animales.

Por ejemplo, si le preguntamos a una vaca cual es su alimentación óptima no nos contestará porque no puede hablar. Es broma, si pudiese contestar, su intuición sabe claramente cuales son los alimentos que le convienen y cuales no. Su olfato le basta para saber si un alimento es apropiado o no. Y así todos los animales.

¿Qué ocurre con el ser humano? Que su instinto se ve nublado por la mente. Las demandas de su cuerpo se ven interferidas por sus pensamientos. Cocinamos y cubrimos los alimnetos con especias y condimentos para hacerlos más sabrosos hasta el punto de que apenas se percibe el sabor del alimento original. Por ejemplo no es lo mismo un filete crudo que un filete a la plancha con sal y un chorrito de aceite de oliva.
Se ha creado toda una cultura alrededor de la alimentación, cultura que se graba en nuestras mentes y se transmite de generación en generación. Esto por supuesto no me parece mal, siempre que no perdamos el contacto con nuestro verdadero origen.
Podemos viajar al espacio o comunicarnos visualmente con alguien de Hong Kong pero todavía no sabemos lo que tenemos que comer. Los nutricionistas nos dicen que lo mejor es "una dieta variada" pero muchos de estos nutricionistas están obesos.

Baby banana monkey mono platano bebe
¿Me das un cachito?

Personalmente, si creo que nuestro origen es vegano, especialmente frugívoro. Pero como decía al principio no me gustariá entrar en una discusión dando motivos de porque somos veganos y no debemos de comer carne. Por supuesto tengo mis motivos y experiencia personal para suponer esto pero no quiero convencer a nadie, no soy científico ni quiero serlo.

Yo creo que la naturaleza pone a todo ser vivo los nutrientes que le permiten desarrollarse de forma natural. Es decir, no creo que la naturaleza sea tan retorcida como para obligarnos a darle un tratamiento específico a nuestro alimento, me refiero a cocinarlo y a condimentarlo.
Es por esta idea por la que siempre he pensado que las frutas es el alimento óptimo del ser humano. Se pueden comer crudas, no es necesario cubrirlas con ningún condimento, su dulzor es exquisito, las masticamos facilmente, se digieren muy rápido y están cargadas de agua, vitaminas y minerales.

Con esto no quiero decir que una persona no pueda crecer y desarrollarse comiendo de todo. Porque la realidad es que el porcentaje de veganos en el mundo es mínimo y la gente que come de todo llega a viejo igualmente, pero habría que ver en que condiciones. Aunque es muy importante, hay más factores además de la alimentación que influyen en la salud de los seres humanos.

Lo mismo que una persona puede ser vegana porque entiende el mensaje de su cuerpo, el cual le pide que deje alimentos de origen animal y aumente los de origen vegetal. También puede hacerlo por razones morales, aquí es donde vuelve a entrar la mente y la cultura, al pensar que matar animales está mal.

Resumiendo, mi opinión es que el alimento óptimo del ser humano son frutas especialmente, frutos secos y semillas y verduras en estado crudo.
Nuestra mente más evolucionada y la cultura gastronómica nos crean nuevas necesidades que debemos buscar en la preparación de otros alimentos.
Por tanto, la cuestión de la nutrición es la combinación de las necesidades de nuestro cuerpo y los caprichos de nuestra mente. Por eso creo que es absurdo imponer una alimentación u otra a una persona si su mente le pide otra cosa. Por ejemplo, lo pasarás mal si eres vegetariano y te mueres por darle un bocado a la hamburguesa de tu amigo, de igual forma que tu cuerpo lo pasará mal si se alimenta exclusivamente de productos animales.

El tema de porqué la mente de los humanos empezó a pedir carne humana en la antigüedad, carne de animales posteriormente, cocinar los alimentos con fuego y empaquetarlos en envoltorios de colores en la actualidad es complejo. Espero profundizar en él a medida que madure el blog y yo mismo.

Recomiendo la lectura del genial blog Integral, sobre "Stevia: el peligro oculto"